jueves, 5 de marzo de 2015

EL ABANDONO RURAL, ¿CUESTIÓN DE VALORES O CUESTIONES ECONÓMICAS?

Hemos leído estos días una interesante entrevista publicada en el Diario de Teruel realizada a Luis Antonio Sáez, uno de los mayores expertos en España en despoblación. Sáez es profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad de Zaragoza y presidente del Centro de Estudios sobre la Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales (Ceddar).


En ella hace un certero enfoque del por qué del despoblamiento rural, metiendo el dedo en la llaga y alejándose de discursos repetitivos que tanto suenan hoy en día.
Comienza haciendo un símil entre el fútbol y el problema rural:

"Estamos en los últimos minutos de partido, en muchos pueblos sin jóvenes ni proyectos, haciendo centrocampismo dialéctico superficial, sin profundizar hacia el área concreta de las soluciones, tanto desde el flanco político como desde los agentes sociales. Pronto estaremos en el tiempo de descuento, lamentándonos de no haber atacado nuestro futuro con más rigor, compromiso y efectividad cuando había más margen. Han pasado más de treinta años del primer gobierno autonómico y de las primeras corporaciones locales votadas democráticamente y sus resultados, o, mejor, su esfuerzo al respecto, salvo alguna excepción, ofrece ciertas dudas."

Habla también de la falta de sentido crítico y reflexivo de los gobernante locales y autonómicos, de su falta de interés en la toma de decisiones consistentes, pues lo que no les falta son estudios, informes, bibliografía científica para ello, que al final quedan en papel mojado.
Más tarde hace hincapié en que en muchas ocasiones el despoblamiento no siempre se debe a motivaciones económicas:

"...  según bastantes estudios realizados en diferentes áreas de Europa sobre por qué se queda la gente o por qué decide marcharse, coinciden en que más que por motivos económicos o nivel intelectual es por su sensación de ser parte de una comunidad, de que el lugar donde uno vive, o más aún, donde crece y adquiere sus referentes como persona, es atractivo, creativo, inclusivo, y eso depende de valores que moldean la personalidad y la sociedad."

Y lo importante de hacer reivindicaciones reales y no pedir infraestructuras que luego no se utilizan:

"Es cierto que algunas infraestructuras es condición necesaria, imprescindible para el crecimiento, aunque nunca causa suficiente por sí sola. Ni si quiera es la principal. No por tener un polígono industrial tuneado como plataforma logística hay más empresarios, ni por construir circuitos surge una industria del motor u hotelera que lo amortice; más bien los caminos que han tenido éxito en la historia económica han sido a la inversa. Inversiones que llegaban a la vez, no antes, de su necesidad, justificadas con sumo rigor, austeridad y oportunidad. Todas las infraestructuras, más allá de su inversión inicial, exigen unos gastos de mantenimiento que también suelen ser altos y permanecen en el tiempo. Necesitaríamos un análisis coste-beneficio en el largo plazo, no sólo económico, evidentemente, también social. Y sobre todo que en ese análisis coste-beneficio se descontara el cálculo electoral de quienes las promueven y la presión de los grupos de interés. La lista de polígonos con aliagas, polideportivos sin usuarios, residencias apenas ocupadas, proyectos hoteleros sin gestión ni clientes, agencias de desarrollo sin empresas a las que asesorar es muy larga."

Más adelante da unas claves para poner en marcha proyectos que sirvan de verdad para atender a los que aún viven en el medio rural:

"Hay cuestiones relevantes que dependen de políticas transversales, que no tienen que ver específicamente con el crecimiento económico o la atracción de nuevos residentes, pero que en el medio rural más periférico adquieren una connotación especial. Son el envejecimiento y dependencia, la seguridad personal y patrimonial, la conciliación familiar y laboral, la accesibilidad a la vivienda, la adaptación de ciertas normativas de diseño exclusivamente urbanita, el apoyo al asociacionismo y a la cultura. No exigen tanto un desembolso monetario como incorporar la perspectiva rural a cada gran tema, capacidad de coordinar diversas áreas de gobierno, cierta inteligencia e imaginación para anticipar tendencias, apoyarse en el tejido social local, estudiar e investigar reconociendo que la complejidad de la gestión exige siempre estar aprendiendo, un talante inclusivo hacia los ciudadanos, haciéndoles corresponsables y partícipes."

También reflexiona sobre las ayudas de la Unión Europea. No las considera clave para salvar el medio rural:

"No, ni mucho menos. Las reciben Orense y Lugo desde hace un cuarto de siglo y su envejecimiento y pérdida demográfica ha sido superior en ese tiempo a la de Teruel. Como decía antes, es fundamental tener un nivel de servicios públicos, sociales y económicos, adecuados. Gran parte de la provincia tardó en alcanzarlos, es cierto, y puede haber lagunas en alguna cuestión muy concreta. Pero hoy en día no es un factor de expulsión del medio rural la asistencia médica, ni la educación, ni los equipamientos sociales o de ocio. En muchos casos su nivel es superior al urbano, que no es, ni mucho menos, perfecto. Tampoco las autovías de Castilla y León cofinanciadas por el FEDER han evitado un despoblamiento y desarticulación del territorio tan grave o más que el nuestro."

Continuando hablando de dinero, valora el uso del mismo en proyectos alejados del sector primario:

 "El sector primario es el más determinante del territorio, de su paisaje físico y humano, y no es deslocalizable. Tiene una gran capacidad de arrastre hacia adelante si se integra en la cadena de valor transformadora y, sobre todo, comercializadora. Podría generar mucho más empleo en el medio rural con una mentalidad más emprendedora. Pero ese cambio cualitativo no es cuestión de dinero ni de reglamentos. De nuevo, es cuestión de valores, de que esa iniciativa creativa sea encauzada, y, sobre todo, reconocida, a veces por los propios agricultores y sus cooperativas, y que haya procesos de imitación y de apoyo. Las actividades creativas requieren de un clima especial, en el que lo político influye, pero no sólo él. Y lo agrario, el sector alimenticio, tiene un carácter estratégico que a medio plazo va a recuperarse con gran notoriedad. Por último, ha sido un error el poco valor que se ha dado a ser pastor o agricultor, como si sólo las desempeñaran quienes no se podían dedicar a otras tareas. Hay un cierto estigma vinculado a ciertas profesiones, curiosamente con gran libertad y creatividad en su ejercicio cotidiano, que convendría reparar."

Ya termina con la pregunta del millón, ¿por qué se va la gente de los pueblos?

"Quienes salen del mundo rural son, sobre todo, jóvenes, y lo hacen por una cuestión de mentalidad o valorativa, de llevar a cabo un determinado proyecto vital muy vinculado a una realización profesional y formativa aunque puedan tener menos incertidumbres económicas y laborales si se quedaran en su lugar de origen. Y por tener más subvenciones europeas no habría muchas más empresas en esos pequeños pueblos de los que salen, con empleo atractivo para retenerlos. Todo influye, obviamente, pero los fondos europeos en mucha menor medida que esos temas transversales, dependientes de nosotros mismos, políticos y ciudadanos, que he citado antes."

Como conclusión e intentando comprender el mensaje de L.A.Sáez:

“Elegir vivir en un pueblo depende más de valores que de cuestiones económicas”

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Considero el mensaje de este señor de lo más lúcido que he leído en tiempos. Yo soy también fruto del despoblamiento, me viene a Valencia a estudiar y aquí me quedé. Mis padres en el pueblo.
Comparto su visión de que son tan importantes los valores como la economía, yo particularmente los pondría a un 50%.

Anónimo dijo...

Lo que más me ha gustado es que no emplea la palabra tan de moda entre los pijos-pogres-culturetas-urbanitas salvadores de los pueblos: DINAMIZACIÓN.

Anónimo dijo...

Lo que no podemos ser es ciudadanos de tercera con obligaciones de primera.
Pagamos lo mismo que los de ciudad pero con menos servicios, lo que encarece todavía más nuestro modo de vida.
Por no contar con todos los que desarrollan su actividad profesional en nuestro medio y a dormir a Valencia. Así es imposible fijar población, tener más servicios, colegios abiertos,etc.
Me doy cuenta que solo nos importa el medio rural los que vivimos en él.

Anónimo dijo...

Me han encantado leer estas reflexiones. Buenas de verdad. Dice las verdades del barquero.de nada sirven aeródromos sin financiación, carrers de la galotxa sin galotxa y otras cosas que no quiero decir porque me voy calentando.
Buen debate Peña, y buen artículo. Ahora entrarán los preñadores/preñadora a decir lo de la cara dura.
Lo dejo ya, porque me caliento.

Los inventos de TBO dijo...

Después del fallido lanzamiento de parapentes desde La Solana, el cambia pueblos pensaba hacer una planta caza nubes.
Lo increíble es que no es una broma. Se lo oímos decir.

Joven Alcublano dijo...

Todas aquellas acciones que no estén encaminadas a mejorar la vida de los vecinos de un pueblo es tiempo perdido, todas aquellas acciones que no sean generadoras de bienestar son una pérdida de tiempo, solo así, mejorando el bienestar conseguiremos que la gente no abandone los pueblos…los tres factores más importantes para alcanzar el bienestar son tener un trabajo, tener un casa y sentirse participe de una comunidad que te proporciona sanidad, seguridad, educación, etc...
En Alcublas nos empeñamos en crear un megaproyecto que salve el pueblo antes de fomentar pequeñas empresas o autónomos, y desde hace tiempo me he dado cuenta que nadie va a venir a salvarnos. El camino es ayudar a esas personas a esos vecinos que están plantado almendros, a los que piensan en hacerse autónomo, a los que venden su miel, a los que plantan carrascas para ver si puede haber negocio, al pastor que queda y a los que podrían haber, a esa pequeña empresa que podría dar dos o tres puestos de trabajo para mujeres a media jornada, a esa colla de albañiles que no tiene trabajo, a ese agricultor que no puede montar su nave para guardar su género, a las familias que regentan un bar, a nuestros mayores que puedan seguir teniendo servicios de comida, ayudas a las familias que tiene niños en el colegio, a la Banda que proporciona a los niños una actividad extraescolar muy importante….

En fin ayudar a todas aquellas personas que quieren seguir viviendo aquí a tener una vida más fácil, y esa ayuda la tiene que encabezar el Ayuntamiento, que sintiéndolo mucho parece que haya vivido en el limbo queriendo salvar el pueblo e ignorando a los vecinos en su día a día. En Alcublas los valores ya los tenemos (eso no lo pueden decir en otros sitios) he estado en muchos lugares y cuando he dicho que era de Alcublas todos me han dicho los mismo “trabajadores, pagadores y muy buena gente”, solo nos falta que nos ayuden a tener una vida más fácil no pedimos tanto…

No quiero un aeropuerto, quiero que mi Ayuntamiento me ayude bajando un poquito la contribución para que pueda llegar a fin de mes…

Anónimo dijo...

¿Que pasa que no toman posesión las nuevas concejalas?.
Alguien lo debe estar impidiendo. Que poco les debe importar Alcublas y la democracia.

Montesa Enduro dijo...

Sobre el tema de la entrada.
¿un pastor o labrador? puede tener un mes de vacaciones o dos pagas extras eso en regimen general ,que si consigue meterse de funcionario.mucho mejor.
Hay esta kit de la cuestión.
TODO LO DEMÁS es puro Romanticismo.
No treinta años son más de sesenta que los pueblos estan setenciados.
NO SE PUEDE PAGAR EN SERVICIOS MÁS, QUE PROPORCIONALMENTE EN VALENCIA.
ADEMAS QUE LA CALIDAD DE ELLOS SON DE TERCERA CATEGORIA.

Ya lo decia mi abuelo (pastor de cabras toda la vida)en Valencia si te entra ganas de un pastel o dulcecico,enseguida tienes una pasteleria,en el pueblo solo comiamos pastas en "san Anton".

Joven Alcublano dijo...

Ya te digo que no cambiaba la vida en el pueblo por nada, ni por pasteles, ni por pagas extras ni mes de vacaciones....

Están dos días en valencia y solo piensan en cuando se suben el pueblo, les pasaba a mis abuelos y les pasa a mis padres cada vez más

Algo tiene el agua cuando lo bendicen, algo tendrá el pueblo cuando la gente quiere seguir subiendo, lo puedes llamar romanticismo

montesa enduro dijo...

SI .si ¿pero tu joven como dices vives en el pueblo? o vienes el fin de semana porque siguen viviendo tus padres .
¿has apostado por tu pueblo?
¿crees en él?
estas estudiando o preparandote laboralmente para montarte un negocio en el pueblo?
preguntas sencillas con respuestas dificiles ,NO?
Muchas cosas tienen que cambiar para que los pueblos como Alcublas se mantengan y sean atractivos para vivir.

En línea de flotación (el enésimo resurguir de las profundidades) dijo...

Chapo por el articulo y gracias a Peña por publicarlo. Con este artículo se demuestra y se da la razón a todos aquellos que siempre hemos defendido la mala gestión del Ayuntamiento estos últimos 8 años. No, no voy a culpar del despoblamiento del pueblo al ayuntamiento, pero en el artículo se lee bien claro que aquí se han hecho las cosas al revés y que eso no beneficia en nada al pueblo. Hay que estudiar qué servicios se necesitan para los que están aquí y puedan beneficiar a los que vengan de fuera y no al revés como se ha hecho en este nuestro pueblo. Mirar primero que se puede hacer para que venga gente de fuera y si los de aquí estamos conformes o no o nos viene bien o no, siempre les ha dado igual. En cuanto a nuestra digna profesión de agricultores, siempre se ha tenido a la misma como último recurso para aquellos que no valíamos para estudiar o no podíamos económicamente. Menos en este artículo que se intenta ensalzar esa profesión tan digna como cualquier otra. Aunque si se tendría desde La Cooperativa y el propio Ayuntamiento, independientemente de quien gobierne, promocionar más nuestros productos realizando diversas actividades de promoción, degustación y otras muchas actividades como ya hacen en muchas otras cooperativas.

PEÑA RAMIRO dijo...

Se ha abierto un buen debate y queríamos entrar en él.
MONTESA, no sabemos si el JOVEN ALCUBLANO vive en Alcublas los siete días de la semana o no.
Pero hemos de reconocerle que ha comprendido y explicado perfectamente los males que nos afectan a fecha de hoy. Un Ayuntamiento que no esté al lado de los vecinos (escuchando, preguntando, actuando) nunca podrá corregir los problemas existentes.
Y EN LA LÍNEA DE FLOTACIÓN, hasta que no dignifiquemos la agricultura (empezando por nosotros mismos) no conseguiremos que sea motor de desarrollo, como indica el artículo, creando y potenciando negocios que surjan de ella. Y en eso la Cooperativa tiene mucho que decir.

PEÑA RAMIRO dijo...

L.A.Sáez lo dice bien claro en la entrevista:
"El sector primario podría generar mucho más empleo en el medio rural con una mentalidad más emprendedora. Y lo agrario, el sector alimenticio, tiene un carácter estratégico que a medio plazo va a recuperarse con gran notoriedad. Por último, ha sido un error el poco valor que se ha dado a ser pastor o agricultor, como si sólo las desempeñaran quienes no se podían dedicar a otras tareas. Hay un cierto estigma vinculado a ciertas profesiones, curiosamente con gran libertad y creatividad en su ejercicio cotidiano, que convendría reparar."

Anónimo dijo...

En los tiempos que corren, sobrevivir en el mundo rural es una oportunidad que ya quisieran much@s que andan perdidos allá abajo,donde salir a la calle te cuesta dinero , donde nadie te mira a la cara y no les importa si has comido o te van a despedir. Vivir en un pueblo es calidad de vida,apoyo mutuo y empatía o debería serlo, creo que el territorio más olvidado por tod@s los gobernantes es el medio rural, pero el más querido para expoliar y esconder sus basuras y su mierda y coincido en que no se necesitan megaproyectos ni cuentos de la lechera. Debemos empoderarnos querernos y creernos que la opción de vida por la que peleamos se consigue uniendonos haciendo pueblo y comarca,un pueblo sólo en un desierto de personas tampoco es nada. Os invito a que descubraís la asociación Serranía Celtibérica. wwwceltiberica.es Otro maño el profesor de Historia de la Unis de Zaragoza; Fco Burillo es uno de sus impulsores muchos años de trabajo intentando crear un frente común que defienda los intereses del mundo rural y sus gentes.Por cierto la asociación se ha constituido en Castelfabid R.Ademuz. Sino pasa nada este més de Abril queremos presentar Serranía Celtibérica en Aras dentro de las XV Jornadas X Una Serranía Viva. Gracias a la Gente que haceís posible que nos enteremos que hay vida más allá de nuestro pueblo.Serranía y Ecología

Joven Alcublano dijo...

He ido al colegio cuando aun se llamaba Bernardo la Sala, he bajado al instituto de Liria cuando aun llevaba la chelvana Andrés, he trabajado en el pueblo cuando he podido, mis padres y mis hermanos trabajan en el pueblo, he sido quinto, festero y he llevado la Cueva Santa... se puede decir que tengo los ocho apellidos vascos....soy digno para hablar contigo Montesa Enduro??

Como muchos jóvenes me he tenido que bajar ha valencia a terminar mis estudios, paso que no es fácil teniendo que dejar allí a tu familia... no descarto volver al pueblo, no descarto montar algún día un negocio o intentarlo, no descarto presentarme en alguna lista siempre que sea independiente....yo no descarto nada y ofrezco mi ayuda siempre que cuenten conmigo, y así me he implicado en todos los proyectos de los que he formado parte...pero generalmente en TU PUEBLO no cuentan mucho con la opinión de los jóvenes, excepto en campaña.

Te he contestado a tu preguntas fáciles? a lo mejor ya no soy del pueblo porque no estoy 24 horas al día...aunque yo me sigo considerando Alcublano, ya haré todo los posible para ayudar a mi pueblo sin atacar al resto,solo he pedido que se centre el Ayuntamiento en lo importante...llámame romántico.

Maduro Alcublano dijo...

Montesa Enduro, creo que te acabas de gripar...deberías ir al mecánico.

montesa enduro dijo...

BIEN.....lo hemos conseguido.A salido la vena ,parece ser que hay alguien que dice que es "joven" de edad y ademas ALCUBLANO.
Cargas sobre mi opinión y yo no soy el culpable.
Pero reflexiona con lo que has puesto en el ultimo comentario.No busques enemigos donde no los hay.
Hay muchos ALCUBLANOS/AS que trabajan fuera y otros viven fuera y bienen a trabajar al pueblo.tantos son unos como otros ,somos trabajadores a la vez que ALCUBLANOS.
Ahora necesitamos hechos no palabras que suenan bien.
Por favor el pueblo necesita gente como tù que aporte ideas y se implique más ,no nos acostumbremos a hecharle la culpa a los que dirigen ayuntamientos,hay que participar y tu generación tiene mucho que decir TÚ PUEBLO COMO EL MIO.Te lo agradecera.
un saludo paisano o paisana.

con el carrito del helao (che que calortet fa) dijo...

Vivaaa el gin tonic.